”Wilhem Reich y la Orgonomia” de Ola Raknes.

Citas del libro ”Wilhem Reich y la Orgonomia” de Ola Raknes.

“Cuando a un niño se le prohíbe alguna actividad natural sin otra adecuada descarga a su energía obstruida, la inhibición provocara primero rabia. Si la rabia no supera el obstáculo o la inhibición, entonces se transformara en angustia, lo que hará reprimir tanto la rabia como el impulso originario. Esta represión de las emociones irá acompañada de contracciones musculares, o vasculares, o de las dos; y cuando tales contracciones son intensas, prolongadas o repetidas, se convierten en bloqueos crónicos. Ya que, al menos en algunos casos, estas tensiones pueden ser disminuidas por el D.O.R. – búster. Considero que es correcto pensar que el libre flujo de la energía ha sido inhibido por las tensiones o por los espasmos, y que el orgón, por esto, se ha transformado en D.O.R.”

“ He dicho que la inhibición de una actividad natural provoca en primer lugar rabia. Como bien se sabe, hay una gran diferencia en los niños, entre el grado y la duración de su rabia, y la fuerza y la tenacidad necesarias para reprimirla. Parece que esta diferencia pueda ser tomada como medida de la diferencia de vitalidad en los niños. Los niños pueden resistirse a las inhibiciones de diversos modos. Algunos resisten furiosamente a las fuerzas inhibitorias, mientras hay vida en ellos – esto es energía orgonica funcionante-. Y al final ceden. Otros pueden ser bastante afortunados en superar las inhibiciones, esto es, crecer según sus necesidades. Otros, menos afortunados, después de una lucha más o menos larga ceden a las fuerzas inhibitorias, y establecen un sistema de éxtasis y de tensiones, esto es, una coraza muscular y caracterial; sustrayéndose así a los impulsos “peligrosos” y reduciendo el metabolismo orgónico en el organismo. Es siempre muy difícil, en algunos casos francamente imposible, desbloquear una coraza así. Las personas acorazadas están siempre más o menos limitadas en sus funciones naturales, en su trabajo, en sus relaciones sociales, en su vida sexual y en su salud, sea mental o física. Esto representa un verdadero handicap.”

Capitulo 6 pag.128-129

“El primero es la situación orgonotica de los que van a nacer y de los recién nacidos: ¿qué es lo que influencia su estado orgonótico y su metabolismo energético?, ¿Qué condiciones personales y sociales con las más aptas para garantizarles una buena maduración?. Otro problema de profilaxis es que los

impulsos primarios, como el amor, la motilidad y la sexualidad, cuando son frustrados, inhibidos o castigados, dan origen a impulsos secundarios destructivos como la rabia, el odio, el sadismo, el masoquismo, el rencor y la dependencia. El problema consiste en como tales impulsos secundarios pueden ser evitados y su energía dirigida nuevamente hacia sus fines primarios.

Un tercer problema es como la educación preescolar y escolar debería ser programada, de tal manera que garantizara un mínimo de inhibiciones con un máximo de libertad (que no fuese confundida con el libertinaje, que es el prevalecer de los impulsos secundarios”

Capitulo 7 pag. 135

“ Hemos subrayado la importancia, para la psiquiatría y para la psicoterapia, del estudio de la energía orgónica y de su papel en el comportamientos humano. Pero el estudio y la aplicación de la energía orgónica está convirtiéndose de importancia decisiva también para la medicina somática. Reich demostró que el bloqueo del flujo de energía orgónica, junto a los rasgos caracteriales de renuncia y resignación, son condición favorable al cáncer y también que este bloqueo puede ser el origen de otros disturbios como, por ejemplo la tuberculosis. Parece probable que la anorgonia, metabolismo orgonótico reducido, esta en la base de todas las enfermedades llamadas psicosomáticas, y que también las infecciones y los traumas son contraídos más fácilmente por un organismo cuyo metabolismo este alterado que por otro cuyo metabolismo energético funcione perfectamente.”

Capitulo 8 pag.138.

“A este respecto se puede recordar que cuando un niño, en el curso de su desarrollo, debe reprimir una sensación o una emoción, lo primero en ser reprimido es la percepción de las sensaciones y las emociones”.

Capitulo 8 pag.139.

“Reich en “Éter, Dios y el Diablo” demostró como los impulsos humanos secundarios, tales como el odio, la envidia, la malicia, la destructividad, el placer de infligir y observar el dolor, todos nacidos de la frustración y de la represión de los impulsos primarios naturales, eran atribuidos al diablo o a otros poderes demoníacos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *