Sexualidad y Psicoterapia

11th Congress of the European Federation of Sexology – Madrid, September 20-22, 2012
Sábado 22 / 09 / 2012 de 9.30 a 11:00
Mesa Redonda de la FESS Symposium “Different models of sexual therapy”
SEXUALIDAD
Y PSICOTERAPIA CARACTEROANALÍTICA Joan Vílchez Cambronero (*) http://www.joanvilchez.com/
Escuela Española de Terapia Reichiana (Es.Te.R): http://www.esternet.org
1 – INTRODUCCIÓN
Textos de referencia de Xavier Serrano Hortelano:
-“La Psicoterapia Breve Caracteroanalítica (PBC)” Edit. Biblioteca Nueva. Madrid 2007
– “Profundizando en el Diván Reichiano. La Vegetoterapia en la Psicoterapia Caracteroanalítica” Edit. Biblioteca Nueva. Madrid 2011
Quiero contaros algo de cómo abordamos la sexualidad desde el enfoque de la Psicoterapia Caracteroanalítica, en la Escuela Española de Terapia Reichiana (Es.Te.R.)
Al trabajar como sexólogo y psicoterapeuta, me interesa saber lo que pasa tanto dentro, como fuera de la cama:
Conocer cómo vivimos nuestra sexualidad y cómo vivimos nuestra vida, qué relación hay entre lo que sentimos en la intimidad y lo que nos ocurre afuera, y cómo el exterior nos afecta en lo íntimo.
Todas las experiencias vividas, las agradables y las desagradables, se han grabado en nuestro cuerpo y en nuestra forma de percibir y de reaccionar…tal y como hoy en día nos confirma la investigación de las Neurociencias: que las experiencias se inscriben en la memoria operacional, que es anterior a la memoria verbal.
Incluso nos dicen que, la mayoría de las decisiones, las tomamos desde lo emocional- inconsciente y que con lo racional lo único que hacemos es “justificar” y argumentar lo que nuestro cuerpo ya ha decidido antes !
1
> Desde la Psicoterapia Caracteroanalítica, que tiene su origen en Wilhelm Reich, le damos importancia no sólo a lo que dice el paciente, al contenido verbal, sino también al “cómo” lo dice, al contenido emocional.
> Mediante técnicas psico-corporales, a nivel individual, en pareja o en grupo, facilitamos la toma de “contacto”, la conexión con el propio cuerpo, aflojando las defensas, entrando en la consciencia de la sensación y en la emoción. Así podemos flexibilizar y disolver nuestros bloqueos energéticos (mentales, corporales, comportamentales).
Al facilitar la emergencia y transformación de lo reprimido (lo inconsciente) podemos recuperar la capacidad de sentir, comprender lo que está ocurriendo, y cambiar.
> Desde una posición global y holística, consideramos el síntoma o problema afectivo o sexual como un disturbio energético, una alteración en el fluir de la energía vital del organismo, que tiene sus raíces en la “coraza” o armadura (que es muscular, emocional, mental, conductual) y que el organismo ha ido construyendo, como reacción ante las experiencias de carencia y represión vividas en su desarrollo infantil, adolescente y adulto.
El acorazamiento, que todos tenemos en mayor o menor grado, bloquea y limita la capacidad de sentir y vivir el placer, distorsionando la percepción y condicionando la forma de amar y de vivir la sexualidad.
El grado de fluidez o de acorazamiento de nuestra sexualidad, nuestra capacidad de contacto o de alienación, va a depender de los factores actuales y de las experiencias pasadas.
Según el grado de placer o displacer vivido en nuestra historia y según el momento, las situaciones estresantes o traumatizantes van a incidir en distintos lugares de nuestro organismo y van a tener sus consecuencias dando lugar a diferentes estructuras.
Hay diferentes Estructuras de Carácter, que están basadas en el tipo de relación que la persona ha vivido, desde su vida intrauterina hasta el final de la adolescencia, y condicionan el desarrollo de todos sus procesos vitales (psíquicos, somáticos, emocionales, perceptivos y existenciales).
> En nuestro trabajo como psicoterapeutas, más allá de la orientación del profesional, de las técnicas y métodos utilizados, considero que la relación terapéutica es la clave para que una intervención sea eficaz: es la calidad de ese vínculo, la comunicación no sólo verbal/digital, sino la conexión energética-emocional/analógica lo que posibilita el cambio, la mejora o la curación. (p.e., incluso en la relación médico-paciente es fundamental la confianza, la conexión humana…a la hora de que un medicamento sea efectivo!)
> Recordemos que en el sistema terapéutico hay 3 campos interactuando: paciente, terapeuta… y campo social. (no somos 2, sino 3, por lo menos!). Lo que ocurre en la vida cotidiana del paciente, en la del terapeuta y en el contexto social en que ambos se encuentran, está afectando a la relación terapéutica. (p.e.: crisis económica, guerras, amenaza nuclear, reconocimiento profesional).
2
Lo social siempre está, directa o indirectamente, interfiriendo en todo y por lo tanto hay que tenerlo en cuenta: el sistema familiar (*), la pareja, la escuela, el tiempo, otras actividades terapéuticas que realiza el paciente…por eso en la relación terapéutica hay que tener una perspectiva biopsicosocial. (*) p.e., psicólogos escolares que diagnostican TDAH…sin haber entrevistado a los padres (ella con epilepsia y él muy impulsivo)
> Mediante la Psicoterapia Breve y la Vegetoterapia Caracteroanalítica, abordamos a nivel focal y profundo los bloqueos psico-corporales, flexibilizando el carácter, integrando las funciones racionales, emocionales y viscerales, recuperando el equilibrio neurovegetativo y la capacidad de placer y de fluidez energética.
> En el espacio clínico constatamos que la patología es el resultado de la falta de placer y de amor, de la frustración afectiva y sexual que vamos acumulando a lo largo de nuestra historia emocional.
(Desde la vida intrauterina, parto, lactancia y adolescencia, en las relaciones con la madre, el padre, la familia, la escuela y la sociedad, hasta el momento actual.)
> Es importante señalar que la violencia tiene que ver con las carencias, y no sólo con la falta de normas, como ahora está tan en boga por parte de quienes reclaman más autoritarismo (en la educación, en las familias y en las aulas, ante las manifestaciones callejeras…)
Al haber sido violentados en nuestro ritmo y evolución afectiva y sexual natural, en cierta medida estamos perdidos, desconectados de nuestros procesos vitales profundos, de nuestro Yo “energético- biológico – emocional” y no nos enteramos de lo que nos pasa en el fondo.
La destructividad acumulada bloquea y perturba el libre fluir de la energía vital , y se manifiesta en las alteraciones de nuestra salud y en la rigidez de nuestra forma de funcionar.
El factor emocional también es clave para entender las resistencias al cambio en los procesos terapéuticos. La eficacia del tratamiento es limitada si el abordaje es sólo a nivel racional y no conseguimos transformar el anclaje emocional de los conflictos.
> La capacidad de disfrutar del amor y del sexo, está condicionada por 3 factores entrelazados :
-las experiencias vividas en el pasado, (todo lo que ha afectado a nuestro organismo en el ecosistema familiar y social: desde la vida intrauterina, parto, lactancia, infancia, adolescencia y juventud, relaciones de pareja…)
-la situación presente, a nivel afectivo-sexual, económica, familiar, social…
-la actitud que la persona tiene ante el futuro, las expectativas, posiciones y acciones,
positivas o negativas, ante la intimidad y la vida.
> La psicoterapia es un lugar donde nos atrevemos a cuestionarnos. ( en esta época tan narcisista, no abunda la autocrítica, sino el autoengaño)
3
El diván reichiano es el lugar donde la persona que hace Psicoterapia Breve ó Vegetoterapia intenta encontrarse consigo misma, accediendo a sus profundidades emocionales. Donde se arriesga a relajar su máscara e ir más allá de su imagen oficial, mostrándose ante sí mismo y ante el/la terapeuta en su cuerpo, en sus sentimientos, en su sexualidad…
> Es importante la autorregulación del terapeuta: Las propias ansiedades, los conflictos, las frustraciones amorosas y sexuales, repercuten en nuestro desempeño laboral, en nuestra motivación. Por otra parte, la satisfacción afectiva y sexual nos alegra la vida, nos lo tomamos todo mejor, estamos más relajados y felices, disfrutamos de nuestro trabajo, de las relaciones y actividades sociales…Y podemos transmitir otras vibraciones más saludables al paciente. (Es necesaria la supervisión, la terapia de mantenimiento del terapeuta, las actividades deportivas y artísticas…)
2 – SEXUALIDAD
S. Freud decía, al principio de crear el psicoanálisis, que existe una energía sexual, que llamó libido, que nos acompaña toda la vida y que es la manifestación del instinto sexual. Más tarde cambió y decía que la sexualidad se manifiesta en forma de pulsiones y que se puede sublimar hacia actividades sociales aceptables. Y que cuando no se puede sublimar aparecen los disturbios.
> W. Reich consideraba la sexualidad como la tendencia natural del organismo al placer, en sentido amplio, no sólo genital. Es sexual todo lo que nos da placer. Es un instinto, al igual que el hambre, el sueño…y que tiende a la autorregulación.
(Nuestro instinto sexual es muy maleable, plástico y creativo, no tiene la rigidez de otras especies animales, ya que está modulado por el ecosistema familiar y social. La sexualidad humana tiene varias funciones: no sólo la reproducción, sino el placer, la comunicación, la creación de vínculos…)
> Wilhelm Reich introduce en su discurso el cuerpo real, lo energético, lo neurovegetativo, la unidad mente-cuerpo, el ecosistema social: la neurosis es el resultado de la represión de la sexualidad, de la carencia de placer.
Tenemos 2 polos opuestos y complementarios:
> placer = expansión, desarrollo, amor
> angustia = contracción, bloqueo, miedo
Estas variables están interaccionando continuamente, al igual que en nuestro sistema nervioso autónomo interactuan el simpático y el parasimpático.
3 – CARÁCTER
4
> El carácter es la coraza del yo: es el sistema defensivo que cada cual ha construido para protegerse del exterior…y del interior.
(puede ser funcional, cuando es flexible y adaptativo, o disfuncional, cuando es rígido)
Es la forma concreta de funcionar de cada organismo como globalidad : no sólo a nivel “mental”, sino a nivel energético, en lo fisiológico, emocional, social….
Es la mejor solución que ha encontrado nuestro organismo para sobrevivir y adaptarse a los ecosistemas del pasado y al actual….Pero los tiempos cambian, y lo que nos resultó útil para adaptarnos en el pasado, ahora ya no nos sirve, aunque por nuestro carácter tendemos a repetirlo.
> “Cuanto más fuerte es el carácter, más débil es el yo” : cuando alguien NO está en contacto con su yo, tiende a identificarse más con modelos externos, con roles normalizados, actuando en lugar de atreverse a ser.
A lo largo del proceso de evolución psicosexual, se organiza y se estructura nuestra energía vital y nuestro cuerpo: según el grado de placer o displacer vivido en nuestra historia y según el momento, las situaciones estresantes o traumatizantes van a incidir en distintos lugares de nuestro organismo y van a tener sus consecuencias dando lugar a diferentes formas o estructuras de carácter.
> Según Xavier Serrano, las estructuras de carácter básicas son tres:
– Mimética / sicótica: está muy condicionada por lo primitivo, por lo intrauterino y fetal, hasta el primer año de vida. Busca la fusión con el otro/a. Compensa su carencia del pasado con elementos actuales: como una pareja, un trabajo, etc., que le contiene y evita la crisis.
– Nuclear / fronteriza-borderline: marcada por la dinámica histórica durante el primer y segundo año de vida (disturbios en la lactancia y el contacto). Contiene un núcleo sicótico o depresivo. Evita el conflicto continuamente, pero en el fondo hay ambivalencia necesidad- rechazo, pues en el pasado, no recibió lo que necesitaba de quien dependía y tuvo que aprender a sobrevivir por su cuenta.
-Adaptativa / neurótica: relativamente bien hasta el segundo o tercer año de vida. Normalizado, aunque por la represión genital tiene fijaciones incestuosas.
>Hay que aclarar que una cosa es la normalización (ausencia de síntomas o de patología) y otra la salud, que está más ligada a la capacidad de autorregulación del organismo.
Hay que tener en cuenta la idea de proceso contínuo : no sólo hay que considerar aisladamente un acontecimiento puntual, sino lo que pasó antes y lo que ocurre después, que puede compensar y reparar hasta cierto punto lo ocurrido (de ahí la utilidad de las psicoterapias)
> A nivel sociológico, según Federico Navarro, la estructura caracterial predominante en la época de Freud era la neurótica. En la época actual es la borderline . Y en el futuro, 5

posiblemente cada vez más, aumente la estructura sicótica, debido a las condiciones de crianza y sociales actuales.
4 – CUERPO
El estado emocional de nuestro cuerpo nos modula y nos condiciona contínuamente (la satisfacción o insatisfacción sexual, el grado de bienestar-malestar, las enfermedades, el cansancio, los medicamentos, las drogas…nos limitan).
> Nuestro cuerpo nos habla y nos informa de cómo está funcionando nuestra energía vital: si aprendemos a escucharlo, podemos asociar nuestras tensiones y bloqueos, las somatizaciones y síntomas, con nuestra forma placentera o displacentera de funcionar, con lo que nos está sentando bien o mal en nuestras relaciones personales y en nuestra forma de vida.
Reich demostró que la memoria neuromuscular graba y retiene el impacto emocional: según el momento histórico de dicho impacto, se fijará en el segmento corporal que se esté configurando (así, p.e., la frustración o carencia oral, en el segmento oral).
> Con la Psicoterapia Caracteroanalítica activamos la memoria neuromuscular, y emergen las sensaciones y afectos reprimidos y los recuerdos olvidados, favoreciendo la abreacción o descarga emocional.
> Para ello utilizamos los “Actings”, que son unos movimientos neuromusculares para cada segmento corporal, que se proponen al/la paciente, para que los realice a su manera, tumbado/a en el diván, con mínima ropa, durante unos minutos, con posterior verbalización y elaboración. (p.e.; Giro de Ojos)
Favorecemos así el contacto con la propia sensación, emoción y pensamientos, la emergencia del material y la libre asociación, respetando el ritmo biológico del paciente, al seguir una lógica neurofisiológica que permite la aparición ordenada de los afectos, desde la vida intrauterina hasta la fase genital, contando siempre con las particularidades de cada individuo y con el aquí y ahora del mismo.
Federico Navarro ha sistematizado la metodología clínica actual de la Vegetoterapia Caracteroanalítica , estableciendo los actings adecuados para cada segmento de la coraza, su secuencia, su significado , su elaboración e integración analítica, etc.
5 – LA RELACIÓN DE PAREJA
> La relación de pareja es el escenario actual donde se manifiestan las tensiones y conflictos que van más allá de esas dos personas y del aquí y ahora : en realidad, se están escenificando otras historias paralelas, inconscientemente.
También la relación terapéutica es una forma particular de relación de pareja. Al hablar de cosas íntimas en la consulta, se están re-creando los vínculos afectivos.
6
Y hay que tener en cuenta la Transferencia y la Contratransferencia: lo que el paciente proyecta en nosotros, y lo que nos mueve a nosotros la relación con él/ella: la importancia de lo no verbal, de lo energético-emocional, de la intuición…)
6 – ROLES DE GÉNERO
En nuestra cultura, aunque hace décadas que las cosas están cambiando, los roles están marcados y la percepción está en ocasiones distorsionada (lo cual tienen muy en cuenta los publicistas):
– la mujer como un objeto de placer : sexo, afecto, alimentación, cuidadora…
– el hombre como un objeto de poder : económico, status, prestigio social…
Este cambio en los roles tradicionales, también en las relaciones sexuales, es vivido como una bendición para muchas personas, que se sienten liberadas de tener que limitarse a un papel….aunque otras se sienten incómodas, perdidas o resentidas. Esto hay que tenerlo en cuenta en la terapia, qué papel estamos jugando nosotros….¿Qué modelos estamos proponiendo?
Generalmente, las luchas más frecuentes en la pareja, además de los factores de estrés actuales (separaciones, celos, economía, etc.) no son más que asuntos pendientes con los padres, necesidades no satisfechas con estos.
Se reactivan en el presente heridas del pasado y se entra en una espiral de violencia mutua, que en ocasiones acaba dramáticamente.
7 -LA PSICOTERAPIA BREVE CARACTEROANALÍTICA (PBC)
> Desde 1980, Xavier Serrano ha ido elaborando dentro de la Es.Te.R. un modelo de psicoterapia breve que, basado en la Vegetoterapia Caracteroanalítica, puede aplicarse a nivel público (en centros de salud, hospitales, ambulatorios) y a nivel privado, en los casos en que por diversas circunstancias (grado de implicación personal, de motivación existencial y posibilidad de afrontar el compromiso económico y temporal, etc.), sea más viable un abordaje breve y focal que uno profundo.
Los objetivos terapéuticos de la P.B.C. son:
– Fomentar la toma de conciencia de la persona con la realidad que le rodea y con sus procesos intrapsíquicos y corporales, con su yo real.
– Reducir el estado de alienación al que se ve sometida la persona en este sistema social, fomentando la posición activa del paciente ante su enfermedad.
– Cambio en la percepción y autopercepción de su imagen corporal y aumento del conocimiento de sus funciones vegetativas, emocionales y psíquicas.
7
– Aumentar la consciencia de la lógica funcional de su sintomatología, reduciendo sus resistencias caracteromusculares, su contracción vegetativa y su miedo nuclear.
– Favorecer la emotividad y la expresión de afectos en una atmósfera de integración analítica de la experiencia emocional, utilizando herramientas verbales y corporales aplicadas en función de las estructuras de carácter, la fase de la terapéutica y los objetivos individuales a alcanzar.
– Reblandecimiento del carácter, comprehensión de la diferencia entre Yo, como potencialidad y Carácter, como comportamiento defensivo, viviéndolo como síntoma nocivo.
> Partimos del Diagnóstico inicial para diferenciar la estructura de carácter (D.I.D.E.), viendo el encuadre óptimo para cada caso, estableciendo el contrato terapéutico , con sesiones semanales, durante varios meses.
Se combina el trabajo verbal con la realización de ciertos actings en el diván, en función de cada estructura y de la fase del tratamiento.
> Nuestro foco de atención es el rasgo de carácter principal que caracteriza a esa estructura, lo que el paciente percibe al principio como “su yo” , con lo que más se identifica ….. y que precisamente es lo que más le está separando de su yo, su mayor defensa. Y que por regla general, es lo que más está incidiendo y provocando su disfunción y su sintomatología : bien por excesiva debilidad de ese rasgo caracterial o por excesiva hegemonía respecto al resto de las variables de su estructura, lo cual se va analizando durante el tratamiento.
En general, se retoma el síntoma buscando su lógica a partir del rasgo de carácter principal (p.e. ante el estrés laboral, se ven los beneficios secundarios : el favorecimiento de la tendencia caraterial fálico-narcisista ó compulsivo-masoquista, que le lleva a vivir una determinada concepción del poder y/o del deber, manteniéndose latente su situación depresiva de base).
En cuanto a la relación terapéutica , es muy importante el favorecer la alianza de trabajo , la elaboración permanente de las reacciones transferenciales y el manejo de la contratransferencia .
Al ser un tratamiento breve, hay que impedir la regresión, para que no se asiente la “neurosis transferencial “, analizando las reacciones transferenciales negativas latentes (p.e.: no ganas de hablar, expresar sin emoción, repetir un tema que indica que oculta otros más importantes, hostilidad encubierta en el retraso a las sesiones, olvido de pagar , etc.).
> Aplicamos el “triángulo terapéutico”: relacionamos la forma de funcionar del paciente en su historia, con lo que le está ocurriendo en su vida actual y con lo que vive en la relación terapéutica. Con ello reblandecemos el carácter y flexibilizamos la coraza.
8
Al ser un encuadre breve , la actuación del terapeuta es más activa, facilitando una experiencia emocional reparadora. Al llevar con la persona un comportamiento diferente al que llevaron sus padres con ella en su historia, se tiene la posibilidad de vivir lo no vivido en un espacio permisivo, descondicionándolo de esa influencia emocional histórica.
> El proceso individual se complementa, en algunos casos ,con el trabajo en grupo , de tres a cinco meses, cada quince dias , de dos horas. Se utiliza sobre todo la palabra, facilitando la toma de conciencia de los roles sexuales, la diferencia entre percepción y autopercepción , viendo el uso del imaginario para evitar el contacto directo con el /la otro/a , la posición ante la autoridad , las conductas caracteriales reflejadas en posturas sociales ( fálicas, masoquistas, histéricas, etc. ).
La actuación terapéutica es directiva y estructurante, pero facilitando la libre manifestación de opiniones y formas de sentir hacia los demás, facilitando la interacción grupal, el asumir el propio espacio y la autorresponsabilidad .
8 – PREVENCIÓN: ¿hasta qué punto los sexólogos y psicoterapeutas la fomentamos? ¿O sólo somos mecánicos que reparan organismos rotos o averiados?
> En el espacio terapéutico observamos las consecuencias de la “programación emocional”, en general autoritaria y sexista, que ha sido instalada en los organismos humanos durante los procesos patológicos de crianza y de aprendizaje “educativo”. Y como profesionales, pienso que tenemos la responsabilidad social de informar a la sociedad sobre los factores negativos para la salud emocional y proponer alternativas.
El ámbito de la educación es clave para desarrollar la flexibilidad y la creatividad. Tenemos el reto de contribuir a crear sistemas de relación más humanizados y ecológicos. Para ello es fundamental la prevención, propiciando formas de crianza saludables…..y formas de educación que realmente respeten el ritmo de cada niño/a, en vez de escuelas que son fábricas de producir robots domesticados, desconectados de sus emociones, niños “normalizados”, obsesionados por el logro y el rendimiento académico, pero no sanos ni auténticos.
Desde la Prevención, que nosotros llamamos ECOLOGÍA DE LOS SISTEMAS HUMANOS, se trataría de poner los medios adecuados en cada fase de la evolución psicosexual:
La salud emocional y sexual comienza ya desde la gestación, es un proceso de respeto al derecho de Autorregulación natural de cada organismo.
Se trata de favorecer la capacidad de pulsación energética de la madre, la vitalidad y la “calidez” de su útero, para evitar el acorazamiento del feto. Cuidar del estrés emocional del organismo materno, que afecta al feto por vía hormonal
Protegerse del impacto de sustancias y agentes tóxicos sobre el desarrollo fetal : drogas, radiaciones, contaminación… de todo lo que pueda producir posibles alteraciones irreversibles en el biosistema, en la fase embrionaria y fetal.
9
Procurar un parto lo más humanizado y ecológico posible, sin una separación prolongada del cuerpo de la madre, fomentando la lactancia natural y el contacto permanente durante el primer año, procurando una vivencia saludable de la oralidad. Y presencia activa del padre.
Realizar un destete gradual, no traumático, respetando su ritmo madurativo.
Ofrecer las respuestas adecuadas al niño/a en el momento del descubrimiento de sus genitales, con idéntico valor y significado al pene y el clítoris-vagina.
Respetar la libertad sexual en los juegos infantiles y relaciones adolescentes, favorecer el encuentro y la intimidad de los niños/as sin obstaculizar ni interferir sus manifestaciones afectivas y sexuales naturales.
Se trata de no violentar ni reprimir la libre expresión emocional, de acompañar al niño y a la niña en sus ritmos biológicos y madurativos, sin forzar, sin exigir, sin atemorizar.
Como decían los indios americanos, aquellos sabios salvajes, “los niños cuando son pequeños necesitan raíces…y cuando son mayores, alas” (El “miedo a volar” ocurre cuando no se ha recibido lo necesario en la infancia y se queda ahí uno colgado, dependiente, esperando lo que no se tuvo).
> Desde la Ecología de los Sistemas Humanos, insistimos en la importancia de poner los medios necesarios para satisfacer las necesidades del mamífero humano en cada fase de su evolución psicosexual…..para poder desarrollar la autonomía afectiva y real.
> Desde la Escuela Española de Terapia Reichiana (ES.TE.R.) y de los Centros vinculados a nuestro enfoque (Escuela libre Els Donyets, en Valencia, Hazi-Hezi (Crecer-Madurar), en Donostia, así como a través de nuestros psicoterapeutas que trabajan en Valencia, Navarra, Bilbao, San Sebastián, Madrid, Barcelona, Alicante y Canarias), pretendemos acercarnos a una crianza ecológica, respetando el ritmo y las necesidades afectivo-sexuales del mamífero humano en su desarrollo: vida intrauterina, parto, lactancia, infancia, adolescencia, vida adulta….
Y a través de la Psicoterapia Caracteroanalítica (Vegetoterapia y Psicoterapia Breve), a nivel individual, en pareja y en grupos, trabajamos por recuperar la salud emocional y la alegría de vivir.
Cuanto más conectados estamos con nuestro universo emocional, más podemos des – identificarnos de los modelos aprendidos, flexibilizar el carácter y desarrollar la propia identidad y la maduración del “Yo”. Comprendemos mejor lo que nos sucede y somos capaces de autorregularnos y establecer relaciones más amorosas, placenteras y auténticas ¡ Gracias !
Para más información: www.esternet.org
10
(*) PRESENTACIÓN BREVE
Joan Vílchez Cambronero.
Sexólogo con 30 años de experiencia profesional.
Psicólogo especialista en Psicología Clínica y en Psicoterapia Caracteroanalítica. Miembro de la Escuela Española de Terapia Reichiana (Es.Te.R.).
-Especialista en Psicoterapia Breve Caracteroanalítica
-Trainer en Vegetoterapia
Desarrolla su actividad profesional en consulta privada en Valencia.
Pionero en España en la creación de Grupos de Hombres y Talleres de reflexión y autoayuda para hombres, desde 1985.
(**) Resumen CURRICULUM VITAE de Joan Vílchez Cambronero. Colegiado CV-00855
Psicólogo especialista en Psicología Clínica y Psicoterapia. Sexólogo y Psicoterapeuta Caracteroanalítico. Trainer de la Escuela Española de Terapia Reichiana (Es.Te.R.). Desarrolla su actividad profesional en consulta privada desde 1992 en Valencia.
Empezó como Psicólogo del Equipo de Servicios Sociales de Base en Carcaixent (Valencia) desde Junio 1983 a Junio de 1984.
Ha trabajado como Psicólogo – Sexólogo, en el Centro de Orientación Familiar del Hospital Dr. Peset de Valencia, durante 7 años (1985 a 1992).
Es pionero en España en la creación de Grupos de Hombres y Talleres de reflexión y autoayuda para varones, desde 1985. Miembro de la Red de Hombres por la Igualdad.
Ha coordinado Grupos de Crecimiento Erótico y Desarrollo Personal con Fina Sanz, durante 4 años, hasta 1992.
Docente en actividades de formación y reciclaje de profesionales y agentes de la salud y la educación, experto en temas de Género , Psicoterapia y Sexología.
Miembro de la Sociedad Española de Psicoterapia y Técnicas de Grupo (S.E.P.T.G.), de la Federación Española de Sociedades de Sexología (F.E.S.S.) y de la Sociedad Española de Intervención en Sexología (S.E.I.S.)
Acreditado por la Federación Española de Asociaciones de Psicoterapeutas (F.E.A.P.) y por la European Association for Body Psychotherapy (E.A.B.P.)
WEB: http://www.joanvilchez.com/ EMAIL: joanvilchezcam@gmail.com Teléfonos: 696 561 487 – 96 355 77 00
11
Consulta: Avda. Blasco Ibáñez, 113-7-esc.B- VALENCIA- 46.022 Web Es.Te.R : http://www.esternet.org
12

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *