TESTIMONIO DE UNA MADRE….

Ya había amanecido. Llevaba varios días con contracciones aísladas. Ahora era diferente. Sentí que empezaba el viaje; mi hijo y yo juntos los dos, y a la vez muy bien acompañados, mi otro hijo que entonces tenía dos años y cómo no, mi compañero. Sin él, no hubiera sido posible. Cada contracción me acercaba más […]

read more